mil millones de rompecabezas armados...
la inmortalidad
comienza a aburrirme

Armando Ibarra