Contenido de Los días navegados

 

Olvido

                                        Para Eduardo y Cleti.

Están en paz los muertos. Olvidaron
los días de la vida. Si tramonta
el sol y lo silente se ensombrece,
no llores aunque grites de la pena.
Es la hora en que los muertos beben
en las aguas glaciales del olvido
que serán enturbiadas por el lodo
nacido de las lágrimas transidas.
Al libar en la vena mancillada
mientras huellan asfódelos sombríos,
revivirán memorias calcinadas.
Y si no puedes contener tu llanto
en el ocaso, llora por los vivos
porque no pueden olvidar los muertos.

Traducción del poema Olvido de Mavilis