Contenido de Ordalías

 

Cuando el Almirante
                             tocó tierra
después de verdes días
                             de agua
después de los gritos
                             de arribo 
caídos como aves
                             de espanto
abrió
                             sus bodegas
y al doblar
                             la rodilla
el rostro flameado
                             por el estandarte
se dijo
                             tal vez
son arenas
                             de oro