Contenido de Son de piedra y otros poemas

 


Costas desiertas, bravías estructuras
De sal y roca, frente al mar incesante.

Aquí está el poema, mi palpitación segura
Debajo del círculo de dureza.
Alzo mis ojos hasta el cielo de alarido
Y cornamusa.

Como si fuera un extraño, en medio de estas durezas,
Todo sigue siendo solo a pesar mío.