Contenido de Son de piedra y otros poemas

 


Los rostros

De los días constantes salen los rostros
Sostenidos sobre la soledad ... lentamente
Se define lo que mira, en la claridad
De las aguas, y hay un gesto perdido
Entre las piedras, una mirada
de tristeza en los viejos periódicos.
Y a todo hacemos rostro en qué mirarnos
En esta noche alejada de la luz.

Las mismas cosas se agazapan.
Y presiento su ternura que me anima.
Rostro de llaga sufriente en los rincones
O una luz de claridad que espera en la ventana,
Y la sonrisa de los niños en los gajos.
Algo nos dice siempre una mirada
Interior, las cosas nos sonríen.
Su fluyente ternura nos envuelve
Esto. Esta es la soledad.