¡Tantos poemas contemporáneos!
Tantos poetas absolutamente de hoy,
todo interesante, todos interesantes...
¡Ah!, pero todo es casi...
Todo es vestíbulo
todo es sólo para escribir...
Ni arte
ni ciencia
ni verdadera nostalgia...
Éste miró bien el relieve de ese ciprés...
Ése vio bien el puente por detrás del criprés...
Éste reparó bien en la emoción que todo eso daría...
Pero, ¿y después?
Ah, mis poetas, mis poemas, ¿y después?
Lo peor siempre es le después...
Pues para decir es necesario pensar,
pensar con el segundo pensamiento...
Y vosotros, mis viejos, poetas y poemas,
sólo pensáis con la superioridad primaria del asumir —es [] y de la persona—

©Fernando Pessoa

¡Tantos poemas contemoráneos!