El sol de la palabra

Rodeado de voces extrañas, en estos parajes que me
erizan
vivo del efímero esplendor del poema.
Mi punta de orgullo radica en eso que no puedo tomar:
el sol de la palabra en estado de emergencia.
Es mi amigo un árbol bajo la tarde gris.
Entonces siento ganas de empezar de nuevo
de volver a construir y es así el poema
esa especial comprensión que ciertos días tengo de las
Cosas.
Mi punta de orgullo radica en eso que no puedo tomar:
El sol de la palabra en estado de emergencia.

Fernando Linero Montes

Untitled Document