Silencio

Mejor peíname y no hables
Tócame con tus pájaros distraídos
y pronuncia como sonámbulo
la palabra amor.
Enferma la palabra, tenia en la boca
como el aliento de una piedra
o la niebla del jardín.
Peina mi muerte,
tócala con tus lunas distraídas,
peina mi vientre y mi garganta
péiname la boca...
La palabra amor... se enfría.

Orietta Lozano

Untitled Document