Palabras

Aunque conozcas todas las palabras
las verás volver vírgenes
y algo nunca soñado dirá el azar con ellas.

Un sentido más dulce o más atroz, un día
tendrán en tus oídos estas voces.
Escucharás que nombran imprevistos jardines,
los nichos sucesivos de alguna gruta espléndida,
los nuevos y distintos hábitos de tu cuerpo.

Aún cabe en las palabras algo que no sabremos
previamente,
los ecos y los símbolos de la hora inconcebible
en que la tierra nos reclame,
las últimas acciones, los pensamientos últimos,
la irrupción de los ángeles.

William Ospina

Untitled Document