LA TRADUCCIÓN SEMI INDIRECTA COMO UN VIAJE INTERTEXTUAL POR LA RUTA DE LA SEDA: HACIA UNA VERSIÓN DE SARADA KINENBI (Contenido)


C. LA ADAPTACIÓN DE LA TANKA EN OCCIDENTE ENTRE LOS NATIVOS QUE HABLAN LA LENGUA INGLESA

Recientemente, los poetas en tierras del Nuevo Mundo han ido incursionado en el ámbito romántico de la tanka. Algunos podrían sostener la opinión de que no necesitamos la tanka en Occidente, debido a nuestra fuerte tradición lírica. Los poetas han respondido creando poemas bajo la influencia de la tanka, la migración de los géneros es inevitable. (Higginson, 1989; 191)

En Estados Unidos (Reichhold 2004), hay un activo movimiento de escritura de haiku y tanka. Esta última ha encontrado tres formas bien definidas de adaptación:

(i) La primera, es el método de escribir cinco versos con el esquema silábico 5-7-5-7-7 que es considerado "el tradicional". Algunos japoneses lo consideran la única tanka de "verdad", aunque así el poema resulte demasiado largo al compararlo con el par japonés:

This cold winter night
the snow clings to the tree boughs
in the pale moonlight
the kisses of your soft lips
warm this aching heart of mine

Gerard John Conforti

(ii) La segunda forma consiste en escribir los cinco versos sin ceñirse al conteo exacto de las sílabas, en cinco líneas con el siguiente esquema: breve-larga-breve-larga-larga:

seemingly
it's lonely too --
that young pine
leaning toward
the hilltop moon

Anna Holley

(iii) La tanka "experimental", en la cual el poeta se deja llevar por el discurso y no hace esfuerzo por amoldar lo que escribe a ningún patrón métrico:

Buddha,
pour me a cup of poetry
from your warm mouth
this empty
night

Sanford Goldstein

LA TANKA LLEGA AL REINO DE CASTILLA Y LAS PROVINCIAS DE ULTRAMAR
Me interesa la forma en que la tanka se ha adaptado al español, porque así puedo tomar decisiones respecto de la forma que voy a utilizar para traducirla; además permite tener un "sabor vernáculo" de este género, apreciar las diferencias y respaldar la selección de un tipo de versificación en español.

TANKAS COMPUESTAS ORIGINALMENTE EN ESPAÑOL
Mario Hernández, dentro de un espíritu de poesía zen, escribe un libro que titula Tankas del mar y de los bosques. Sus tankas tienen como tema central la naturaleza, y se me antojan más como haikus largos. Su propuesta se ajusta al esquema métrico de la tanka tradicional 5-7-5 / 7-7; dividiendo la tanka en sus dos componentes clásicos; uno superior de tres versos y uno inferior de dos.

Brota en silencio
la penumbra primera,
sombra luciente.
Alto el cielo refulge,
breve luna de llamas.

---

Brisa del alba
sopla oscura y tranquila
sobre las barcas.
Cabecean las proas
en el agua rizada.

---
Escalinatas
hacia el mar y la brisa,
grada por grada.
Al fondo del aroma
se abre en sombra la casa.

---
Aguas surcadas
por el rastro invisible
de los sonidos.
¿Los ahogados reclaman
posesión de este mundo?


Jorge Luis Borges (1982; 467) escribió algunas tankas, en realidad muy pocas. Estos ejemplos son de su obra El oro de los tigres. Como se puede apreciar, su esquema también es totalmente clásico; tanto en la métrica, como en la disposición de las estrofas. A diferencia de Hernández, la temática es más variada y tienen un tono más lírico, más cercano al espíritu original de la tanka.

Alto en la cumbre
Todo el jardín es luna,
Luna de oro.
Más precioso es el roce
De tu boca en la sombra.

---
La voz del ave
Que la penumbra esconde
Ha enmudecido.
Andas por tu jardín.
Algo, lo sé, te falta.

---
No haber caído,
Como otros de mi sangre,
En la batalla.
Ser en la vana noche
el que cuenta las sílabas

TRADUCCIÓN DE TANKAS AL ESPAÑOL
Hay un libro muy simpático, Tanka: poesías japonesas, impreso en 1925 en papel de arroz en Japón por Nico Horiguchi, en una traducción al español de Sato Haruo; que nos brinda una visión totalmente "ingenua" y diferente de la tanka.
No encontré muchas referencias de Horiguchi, parece que fue un traductor del francés, tradujo La Mort d'un imbécile, Incompréhension, Lune diurne, de Sato Haruo. Los temas de sus tankas son muy cercanos, parecen letras de boleros. No se ciñe a ningún esquema métrico; las estrofas de tres, cuatro y cinco versos se entremezclan.


Al ver de nuestros pasos
Las huellas en la arena
¿Qué va la gente a pensar?

---
Sacudidas por el viento
Caen volando las hojas
Y forzadas por la pena
Bajan rodando mis lágrimas.

---
El polvo de los paseos,
El ojo de vidrio
De un perro que pasa
Todo me encanta:
No estoy en Japón

Octavio Paz (2000) que siempre estuvo viajando a Oriente, realizó numerosas versiones de poesía china y japonesa. En el libro Versiones y diversiones hay numerosos ejemplos de tanka. Al traducir la tanka, Paz trata de ceñirse la mayoría de las veces al esquema métrico clásico; sin embargo, no parece preocuparle la división "clásica" en dos estrofas de tres y dos versos. De todas las tankas que encontré, estas traducciones -por temática y lirismo- parecen ser las que más se ajustan al espíritu del género.

¿A qué comparo
la vida en este mundo?
Barca de remos
que en la mañana blanca
se va sin dejar traza.

El monje Manzei [Manyoshu]

---
Río Minano:
desde el monte Tsukuba
cae y se junta,
profundo. Así mi amor
se ha vuelto un agua honda.

Ex emperador Yozei

---
Si hay agua quieta
en el corazón mismo
del remolino
¿por qué en ti, torbellino,
no puedo dormir nunca?

Anónimo [antología Kokinshu, siglo X]
---
¿El mundo
siempre fue así
o ahora
se ha vuelto
sólo por mí tan triste?

Esta tanka se aparta del esquema métrico tradicional; sin embargo, es la más parecida a una tanka japonesa, por la brevedad de los versos.
---

Hierba, me arranca
la desdicha. Yo floto
ya sin raíces.
¡Siguiera al remolino
si me hiciese una seña!

Ono no Komachi

---
Si yo no creo
que lo real sea
real,
¿cómo creer
que son sueños los sueños?

El monje Saigyo

Esta última también se aparta totalmente del esquema métrico tradicional.

Para terminar, un poeta español, Antonio Cabezas nos brinda una interesante versión de Un puñado de arena del conocido poeta japonés Ishikawa Takuboku (2001). Estas tankas tienen la particularidad de que fueron traducidas a la manera de seguidillas gitanas, con todo el "sabó", y no siguen un esquema métrico definido; sin embargo, se disponen en quintetos.

asco me dio la vida:
tener que servir
a un jefe rao
con todas mis fuerzas.
asco llegué a sentí

---

el olor de tinta nueva
cuando abrí el tintero
se me caló
con tristeza honda
a mi estómago hambriento

---

vaya sí es pena pena:
haber yo gustado
tan jovencito
el sabor de la vida.
que amar es amargo

En resumen, la tanka se ha adaptado y traducido al castellano de muchas formas; además, no se puede decir que haya una gran tradición de tanka en español. La variedad comprende distintos esquemas métricos, así como temas. Después de este breve recuento quedan ganas de experimentar con la traducción de la tanka, queda la sensación de que hay espacio para propuestas traductivas. Todavía no se ha configurado un "canon", al menos en español. Es probable que en lengua inglesa la tanka se aproxime a su forma "canónica" porque allí el movimiento tanka es mucho más fuerte. De todos modos, quedan abiertas posibilidades para la exploración como veremos en la siguiente sección.