Amada muerte

Quiero darme a tu amor total que consume
como exprimida uva que da su sangre embriagadora.
Liba con todo tu cuerpo el vino de mi sangre
y dance en su fiesta de rojas agonías
tu desnuda divinidad.

Pasión última y verdadera hay en el éxtasis
devastador de tu abrazo único, irrepetible.

En la extensa desolación
con perdidas voces de otras me has llamado,
y tu mirada noche que todo lo ennegrece
se ha anticipado
en el adiós de oscuros ojos que me amaron.

Después de todo el dolor, vendrás libertadora
para vencer la vida al fin,
la loca pulsión de los besos,
el terco pensar incesante.

(En vacíos y silencios esparcido
me seguirá buscando
aquella tristeza de ser después de la infancia)

Cuánto temo y anhelo
penetrar tu núbil cuerpo de sombra,
¡amada muerte !

 

Escuchar el poema en la voz del autor   Descargar mp3

 

©José Alfredo Ayala Mejía