Dolor al alba

Trinos en la espesura.

Se levantan de las ramas al cielo
emplumados relámpagos,
los heraldos del amanecer.

De las sombras vuelve
su verde alma a cada hoja
y esplenden innumerables sobre ellas
los diminutos soles del rocío.

En la madrugada del mundo
otra vez se me ha negado
la bendición de no despertar...

 

Escuchar el poema en la voz del autor   Descargar mp3

 

©José Alfredo Ayala Mejía

Dolor al alba