I-4

Tomo el río de las 4 p.m.
con toda la industria automotriz en paralelo.
En este río furioso de cuadal metálico,
mentalizo los amores y los sueños
y voy sobre esta arteria flotando.
Quisiera terminar en un páramo,
en una montaña, en un peñasco,
o en un agujero negro que me lleve al vacío.
A mi lado, pasan veloces delfines,
lentas ballenas con concentración al frente.
Estas 4 p.m. proporciona muchas cosas,
entre ellas, una modorra gaseosa, coloidal.
¡De pronto! Una compensación súbita
que se sale de contexto:
una sardina veloz que sigo con los ojos y se va.
¡Qué vaina!
Regreso al caudal voluminoso en vida,
voluminosos en muerte.

 

Escuchar el poema en la voz del autor Descargar mp3

 

© Hernando Ibarra

I-4