Entre las diez y las seis duermo.
Entre las doce y la una almuerzo.
Entre las dos y las cinco vomito.
Siempre respiro y algunas veces sueño.
Úrgeme cambiar mi rutina,
por sólo musas con espanto

 

Escuchar el poema en la voz del autor Descargar mp3

 

© Hernando Ibarra

Entre las diez