...Tal vez, jamás

Tal vez mi amor jamás alcance
tu sensibilidad de niño,
tu fragilidad de canto de mujer.

Quizás mi ternura no rompa
esa cápsula hermética
en la que te quieres ocultar.

Acaso mi constancia
nunca pueda rasgar
esa espesa urdimbre
con la que pretendes confundirte.

Para arrancar los racimos
que vencen tu savia
me inclino sobre tu débil sueño, de papel.

Cuando regreso de ti
es como si regresara de la sombra:
los ojos se me llenan de silencio.


©Margarita Escobar De Andreis.

...Tal vez jamás