Tan sólo un decir (inicio)


ESCUCHA CUERPO

Escucha cuerpo
la labor de cada instante
en la vigilia y en el sueño.

Escucha el tañir
asordinado de las horas
puliendo con esmero
las letras con que se escribe
la palabra tiempo.

Escucha el latir
de las gotas de sudor
que resbalan lentamente
por la piel de quien se va
a ese misterioso lugar
donde se oscurecen las estrellas
donde los pájaros dejan de silbar
y los deseos se extinguen.

A la memoria de Simón Brainsky