Tan sólo un decir (inicio)


PEREGRINAS

Si las palabras no llegaran
de la hondonada donde se refugia la luz
cuando se obnubila con su propio brillo

o de la memoria del mar
zozobrando en el cuerpo
tembloroso de las olas

o montadas en el lomo del ave
que en su vuelo
extravió la dirección del paraíso

llegarían redondas, enteras
como esos soles llenos
que no vemos en invierno.