Tan sólo un decir (inicio)


EL SILENCIO

Siempre suena algo en el mundo:
un siseo de hojas mecidas por el viento,
un rumor de gotas movidas por el agua.
Ruge la ciudad
suspira el campo.

Del corazón se oyen los sueños
y la muerte creciendo.
De la garganta de los poetas, paisajes
y una pequeña luz que tiembla.
De las venas
el ruido de la sangre, ardiendo.

Aunque vivo en el silencio
nunca he escuchado
esa página que tiñe de blanco el universo.