Tan sólo un decir (inicio)


 

TAL VEZ, JAMÁS

Tal vez mi ternura jamás alcance
las llaves del rincón
donde te vuelves niño.

Quizás nunca podré invitarle
a saborear el prodigioso vino
que desale tus pasiones.

Pero si me acerco a los racimos
que vencen fu savia
podré inclinar mi amor
sobre tu débil sueno
y no regresaré de ti
como si regresara de la sombra
con los ojos nublados de silencio.