Mirada de sombras (inicio)


Uvas verdes

Ser feliz no es difícil,
es como cerrar los ojos y esperar,
sin que el remordimiento nos carcoma
cuando otros intenten
decir de otra manera,
lo que tantas veces ya se ha dicho.
No pretender ser más
de lo que somos,
a lo sumo aprender a patinar
para enseñarle al miedo
más respeto;
respirar por la nariz
como hacen todos
y sacar a pasear con bozal,
como a perros peligrosos,
la angustia y la tristeza.