Mirada de sombras (inicio)


Al son de las cadenas

Si no consigues pronto nuevas rejas,
pinta unos barrotes que enmudezcan tus alas.
Libres los tobillos titubean,
si ya no los conducen los grilletes.
Si el canto sólo brota
cuando lo acompaña un cencerreo de eslabones
A un mes escaso de la jubilación ,
busca, a riesgo de sucumbir si no lo hallas,
otro patrón despótico.