Mirada de sombras (inicio)


Bajo sospecha

El ciego sabe de sus ojos
                    por el llanto,
el llanto sabe de su cuerpo
                    por el dolor,
el dolor…
                    no necesita indicios.