Mirada de sombras (inicio)


Ruido

Si por lo menos nos oyéramos
a nosotros mismos;
es tanto lo que se oye por fuera,
es tanto lo que a los demás pasa
o dicen que pasa,
es tan espesa la niebla
que dejan las explosiones,
es tanto lo que pudiéramos decir
que los labios se adormecen,
es tanto el ruido
que los ecos se confunden,
es tanto el peso
que resisten las espaldas,
es tanto el abuso de los sátrapas
que parece broma,
es tanto, es tanto, es tanto
que nos parece extraño
lo que del interior
intenta hacerse alado.