Mirada de sombras (inicio)


Gritos

Espero que tus gritos no sean vanos,
si rompieras un vidrio, si te alzaras la falda,
si acostada en la calle retaras conductores,
quizás te habrían oído.

Si tu caletre diera para volverte antorcha humana,
serías una noticia más en tierra de exotismos
pero igual continuarían todas las pesadillas.

La puerta del lenguaje nunca se abrió benévola,
con unas cuantas muecas
y horribles alaridos que perturban los sueños,
intentas expresarte.

En los manicomios no cabe otro delirio,
ni sería tu lugar un presidio malsano,
tu supervivencia simple
no es buena ni mala.

Si tus gritos loquita tuvieran esperanza
yo le uniría los míos.