Mirada de sombras (inicio)


Ven máscara mía

Ven máscara mía,
acompáñame,
arranca del pecho tu corazón sensible,
entrecierra los huecos de los ojos
para esconder las lágrimas,
a la libertina alocada
a menudo chacharera
aprésala entre los labios,
así podré ir de tu mano
como simple invitado
al funeral.