Mirada de sombras (inicio)


Poder

Frente a mi escritorio,
veo como la vida se escurre entre mis manos,
sé que estoy aquí, ahora.
No vislumbro sobre el puente las siluetas
de los segundos que siguen.

Mis células podrían estar conspirando contra mí,
sin levantar la voz,
herméticas en su labor programada.

La tierra, indiferente a mis quehaceres,
gira incansable;
yo podría, claro, detenerla,
presionando con un dedo el mapamundi.

La luz que me llega con retraso
desde las estrellas,
apenas hace parpadear la oscuridad interior.

Las placas tectónicas, escondidas, copulan
a su ritmo y antojo,
sin que la sabia ciencia
pueda predecir el convulsivo desenfreno amoroso,
tampoco impedir que acá lleguen
los temblores orgásmicos.

Mi exiguo poder,
no alcanza sino a percibir todo esto
y nombrarlo.